Saltar al contenido

Cómo ser minimalista




¿Nuevo en el minimalismo? ¿la primera vez en nuestro sitio web? Bienvenido a el minimalista! Hay mucha información aquí, y no tienes que leerla toda de una vez, pero aquí está el orden que sugerimos para principiantes minimalistas. Comience a continuación, encuentra los temas que más te gusten o que mejor se adapten actualmente a tu vida y tómate tu tiempo. No hay nada malo en hacerlo lentamente, te recomendamos que vayas despacio y disfrutes de la lectura. De eso se trata ser minimalista

Cómo empezar a ser minimalista

En mi trayecto para transformarme en minimalista encontré que para llevar este tipo de vida y desprogramarme del consumismo absurdo, te lleva un tiempo, simplificar la dieta, las pertenencias, las facturas, la salud, la casa y el trabajo. Son tantos aspectos que no se trata de minimifarlos todos de golpe, hay que ir uno por uno y ver el punto en el que estamos cómodos.

En mi experiencia, los cambios lentos son más sostenibles que los cambios radicales. Tengo una familia y para mi ellos son lo primero, asi que nada de decisiones drasticas que les pueda afectar.
Tuve que experimentar para determinar qué era lo suficiente para mí.
A dia de hoy, puedo decir que aun me encuentro en el camino de ser minimalista. Todavía estoy buscando, experimentando y definiendo lo que es lo suficiente para mi. No tengo un punto final en mente. Es un proceso contínuo, pero que podemos disfrutar desde el principio.
Si eres un principiante o en algún momento de  tu vida has decidido convertirte en un minimalista, disfruta de estos pequeños pasos para conseguir ser minimalista.

Como ser un buen minimalista

Ser mas con menos, es la clave para ser un buen minimalista. Te dejo 7 pasos para que te conviertas en un minimalista y comiences tu camino hacia la felicidad de la libertad.

1. Escribe por qué quieres ser minimalista.

Haz una lista de todas las razones por las que quieres vivir de una manera más sencilla. Si está cansado de vivir ahogado por facturas, letras y servicios que no paran de restar dinero a tu economia y que no te sirve realmente para nada, solo por que lo tienes que tener, escríbelo.

¿Enfadado porque nunca tienes tiempo con tus hijos? Escríbelo. ¿Te cuesta dormir por las noches por el estrés y las cosas pendientes? Apúntalo en tu cuaderno. ¿Quieres despedirte de tu jefe, de un trabajo que no te aporta nada? Sí, pues escríbelo también. Estos son tus porqués y tus porqués te proporcionarán una gran ventaja cuando pienses que es demasiado difícil seguir adelante. Tus porqués te ayudarán a recordar lo que de verdad importa.

2. Tiras todo lo que tengas doble y no necesites

Haz una limpieza en la casa, coge una caja y empieza a meter todos los articulos que tengas dobles y que realmente no necesites. Si tiene dos juegos de tazas de medición, ponla en la caja. ¿Copias del mismo libro o DVD? Pon uno en la caja. ¿juegos de mesa repetidos? Sólo necesitas uno. Una vez que llene la caja, etiquetarla como ”  Caja clon o caja duplicados” y ponla fuera de tu vista durante 30 días. Si no necesitas nada o no recuerdas lo que había en la caja despues de un mes, vende, dona o tiralo. (te recomendamos que lo dones ya que alguien lo podrá usar)

3. Tu zona minimalista

Vas a crear una primera zona que va a ser tu santuario del orden, de las cosas simplificadas o minimalstas, puede ser una mesa de cocina, la mesita de noche, una habitación o un cajón en su cocina. Usa esa zona libre de desorden como la primera zona que te sirva de inspiración para vivir con menos. Si disfrutas de ese ambiente limpio y despejado, expande esa zona poco a poco, que la zona minimalista vaya aumentando con el trascurso de los días y semanas. Una encimera sin desorden puede convertirse en poco tiempo en una habitación sin desorden y una habitación sin desorden puede convertirse en la casa sin desorden y ser esa casa minimalista en la que ha estado pensando.

4. Viaje con poco equipaje.

Viajar siempre me funciona para recobrar fuerzas en el  amor por el minimalismo y la sencillez de vida. La próxima vez que hagas un viaje, al hacer tu maleta, mete la mitad. Si viaja por 4 días, prepárate para 2. Puedes lavar y colgar la ropa si lo necesitas o usar las mismas cosas dos veces. Veamos cómo te sientes llevar menos equipaje. Puedes encontrar un equilibrio, si la ropa interior no es algo negociable, adelante, pero intenta llevar menos camisetas, faldas o pantalones.

5. Vístete con menos.

Dentro del minimalismo existe un método o reto conocido como el Proyecto 333, vestirse con sólo 33 artículos durante 3 meses (ropa, zapatos, joyas, accesorios) suena algo extremo, pero en realidad te va a hacer la vida más fácil en lugar de más difícil. ¿Cuanta ropa usas de verdad y cuánta tienes en tu armario?

6. Come comidas similares pero variadas

Cuando piensas en cuánto tiempo pasas pensando en lo que vas a comer, en lo que vas a preparar para la cena en familia o en lo que necesitas comprar en el supermercado, o en la cocina preparando las comidas, es evidente que la comida no siempre es sencilla,pero podemos ser minimalistas en la cocina y preparar recetas minimalistas Trata de comer el mismo desayuno y almuerzo toda la semana con sus variaciones y tenga tres o cuatro opciones de cena que se alternan a lo largo de la semana. Si tu familia se queja, hágales saber que es un experimento y luego habla con ellos al final de la semana para ver si ha sido tan catastrofico.

7. Ahorra 1000 Euros o 1000 Dolares o el equivalente en tu país.

Crear unos ahorros de emergencia es una manera de estar preparado y créeme, lo simplifica todo. Si está pagando una deuda, paga el mínimo hasta que pueda ahorrar 1000. Si no tienes deudas o hipotecas, pero aún así gasta lo que tienes, mete dinero todos los días en un sobre o hucha o hazlo todas las semanas hasta que alcance los $1000. Prueba el desafío del dinero de 52 semanas y en 45 semanas, ahorrará más de $1000 sin tener que ahorrar más de 45 en una semana. El dinero para emergencias reduce el estrés y nos hace tener menos preocupación por las situaciones que nos puedan ocurrir.

Prueba esto uno a la vez y continúa dando pequeños pasos para seguir el camino minimalista. Aunque sea un camino largo, sus beneficios se notan al poco tiempo de cambiar de vida.

La gran ventaja de ser un principiante en el minimalismo es que puedes ser curioso y atrevido. Puedes pedir ayuda, volver a levantarte si te caes y esperar nuevas aventuras en una vida con menos cosas, drama, deudas y obligaciones.